19 de agosto de 2014

Reseña: El Guardián entre el Centeno

Título: El Guardián entre el Centeno
Título original: The Catcher in the Rye
Autor: J.D. Salinger
Año de publicación: 1951
Páginas: 274
Película: No

Sinopsis: «Si realmente les interesa lo que voy a contarles, probablemente lo primero que querrán saber es dónde nací, y lo asquerosa que fue mi infancia, y qué hacían mis padres antes de tenerme a mí, y todas esas gilipolleces estilo David Copperfield, pero si quieren saber la verdad no tengo ganas de hablar de eso. Primero porque me aburre y, segundo, porque a mis padres les darían dos ataques por cabeza si les dijera algo personal acerca de ellos. Además, no crean que voy a contarles toda mi maldita autobiografía ni nada de eso. Sólo voy a hablarles de unas cosas de locos que me pasaron durante las Navidades pasadas, justo antes de que me quedara bastante hecho polvo y tuviera que venir aquí y tomármelo con calma.»

Opinión personal: *sin spoilers*
Definitivamente es uno de los mejores libros que leí. Cuando lo encontré en una librería no tenía ni las más mínima idea de que se trataba, nada mas lo había escuchado nombrar. Dí un salto de fe y lo compré, y debo decir que valió la pena gastarme todos mis ahorros en él. Sé que si les digo que es un clásico pensarán en un libro escrito de la manera más aburrida posible, hablando sobre la vida de un viejo de cuarenta años, pero éste lo podría haber escrito tranquilamente un adolescente común y corriente hablando sobre su vida privada. Bueno, tampoco tanto. Un chico de 17 años que odia a todo el mundo, fue expulsado de numerosas escuelas, fuma y nunca se saca su gorro de caza roja.


"Lo que haría sería hacerme pasar por sordomudo y así no tendría que hablar. Si querían decirme algo, tendrían que escribirlo en un papelito y enseñármelo. Al final se hartarían y ya no tendría que hablar el resto de mi vida. Pensarían que era un pobre hombre y me dejarían en paz."
El narrador de ésta historia es el personaje principal, Holden Caufield, un chico que no es comprendido ni comprende a la sociedad. Él dice que el mundo está lleno de gente falsa, hipócrita y narcisista que nunca llega a ser realmente feliz. Rechaza todo tipo de convenciones sociales, no las entiende. En el libro podemos ver como, para escaparse de sus padres, Holden recorre la calles de New York, contando a lo largo de la historia las cosas que odia de la sociedad en la que vive, sin darse cuenta de que él también forma parte de sus críticas.

"La vida es una partida y hay que vivirla de acuerdo con las reglas del juego."

Éste es un libro en el que uno reflexiona sobre lo que lee y ve desde otros ojos lo que sucede a nuestro alrededor y no notamos. Es una historia que particularmente me gustó muchísimo porque mezcla humor y un poco de romance, que es algo que para mí en un libro no puede faltar. Sinceramente, se los recomiendo.

"—Este tipo de caída a la que creo que te diriges es de un tipo muy especial, terrible. Al que cae no se le permite ni oír ni sentir que ha llegado al fondo. Sólo sigue cayendo y cayendo."

¡Espero que lean el libro! ¿Ya lo leyeron? ¿Qué les pareció?

Gemma

No hay comentarios:

Publicar un comentario